¿Qué hacer antes, durante y después de un sismo o terremoto?

Rafael Gianni (compilación y adaptación) - YV5RED, 4M5DX Group

Si desea obtener archivo formato .pdf para ser distribuido entre sus familiares, amigos, compañeros de trabajo y/o delegados de prevención de comités de seguridad y salud laboral, por favor hacer click en el siguiente enlace


Versión digital del Manual ¿Qué hacer antes, durante y después de un sismo o terremoto?


Ver también → Caracas: terremoto de 1967


Quebrada la resistencia en algunos puntos de la falla geológica, toda la energí­a acumulada durante largos años se libera en instantes, corriendo las áreas circundantes (con todos los elementos que las conforman) con las consecuencias por todos conocidas.

Relajada la Tierra de la descomunal presión de las placas a la que estuvo sometida durante un tiempo, esta iniciará inmediatamente un nuevo ciclo que a lo largo de los años y por siempre repetirá sismos y terremotos, como lo ha venido haciendo desde tiempos ancestrales.

El ser humano no puede cambiar esta realidad, pero si­ puede prepararse para convivir con ella y mitigar los riesgos que generan los sismos y terremotos al huir de una zona sí­smica, evitar sus peligros o minimizar los riesgos y en consecuencia, los daños.

Recae en nosotros la gran responsabilidad de tomar todas las medidas pertinentes y necesarias para que en el caso de una emergencia sí­smica, actuemos con la necesaria cordura y ponderación y para que nuestras vidas, las vidas de nuestros seres queridos, las de nuestros semejantes y nuestras pertenencias, estén debidamente protegidas.

Nos compete entonces prepararnos muy bien; es una responsabilidad civil que tenemos con nosotros mismos,  con nuestras familias, con la sociedad, con la nación; con todos.

En nuestras manos está hacer lo posible para que una contingencia, no se convierta en un desastre.


Antes de un sismo o terremoto, procure...

Preparar un plan de contingencia: después de un sismo o terremoto mayor, colapsan los servicios y usted y su familia podrán pasar varios dí­as solamente con la comida y el agua que tengan en casa, oficina o el sitio donde se encuentren a la hora del fenómeno. Desarrollar un plan básico de emergencias comunitario y alentar a que todos los miembros de la comunidad (ya sea laboral, estudiantil, deportiva y/o recreativa, etc.) a que lo conozcan y estén en condiciones de aplicarlo.

Identificar peligros potenciales que haya en su hogar, vecindario y sitios de trabajo: imagine estos lugares sometidos a un fuerte sismo y piense en las medidas a tomar para proteger la vida de sus seres queridos, la de sus semejantes, la suya propia y proteger sus bienes.

Retirar objetos pesados, cristalerías, sustancias combustibles o tóxicas de lugares altos: reorganice sus estantes, colocando las cosas más pesadas en las partes bajas.

Fijar los muebles a la pared o al piso: con esto evitarán que se desplomen durante un sismo o terremoto.

Alejar las camas y escritorios de lugares peligrosos como ventanas de vidrios, espejos, adornos u objetos pesados. En los edificios, ubíquelas lejos de las paredes que dan al exterior: de no ser posible, aférrelas al piso.

Fijar al piso o paredes, muebles y enceres con ruedas para evitar que se desplacen e impacten a las personas que se encuentran a su alrededor y/o vuelquen su contenido contra ellas.

Sujetar las bombonas de gas y calentadores de agua a la pared: ánclelos firmemente con cadenas o cintas de metal y use tubos flexibles en líneas de gas y agua, para evitar la rotura de los mismos durante un sismo o terremoto.

Asegurar las puertas de despensas y gabinetes: utilice trancas o cerrojos, así­ no perderán su contenido durante un sismo o terremoto.

Asegurar firmemente los objetos colgantes: lámparas y materos deben ser sujetados con argollas o eslabones cerrados.

Mantener las salidas libres: pasillos y puertas no deben obstruirse con muebles, bicicletas u otros objetos que impedan la salida de las personas de las áreas o sitios afectados por un sismo o terremoto.

Las llaves de su hogar, oficina o sitio cerrado donde se encuentre, deben permanecer en un sitio fijo y seguro: cuelgue copias mediante ganchos cerca de la(s) salida(s).

Orientar a los niños, ancianos y personas minusválidas o con impedimentos para que sepan que hacer en caso de un sismo o terremoto: promueva cursos de prevención en la escuela, vecindario, trabajo, etc.

Mantener operativa una linterna a baterías cerca de su cama o escritorio de trabajo: después de un sismo o terremoto, no use fósforos o velas, ya que podrían ocasionar un incendio o explosión por fuga de gas.

Prepararse para suministrar primeros auxilios: tenga un botiquí­n siempre listo para esos efectos, chequeando constantemente la fecha de vencimiento de los artículos que conforman el kit para reemplazarlos cuando sea necesario.

Mantener operativo un extintor de incendio tipo ABC en un sitio seguro y accesible: aprenda a utilizarlo; en caso de corto circuito, no utilice agua para extinguir el incendio.

Hacer un plan de reencuentro familiar: después de un sismo o terremoto, los suyos deben reencontrarse en un sitio seguro. Es importante que todos en la familia, oficina o lugar de trabajo, hayan aprendido qué hacer antes, durante y después de un sismo o terremoto.

Guardar alimentos de larga duración (como atún enlatado, leche, cereales, jugos,  etc.), lo suficiente para mantener a su familia o compañeros de trabajo al menos durante setenta y dos (72) horas: chequee constantemente la fecha de vencimiento de estas reservas y repóngalas cuando sea necesario.

Asegurarse contra terremotos: cerciórese de tener actualizado el valor de su propiedad.

Mantener una reserva de agua: mí­nimo diez litros por cada miembro de su familia, comunidad de trabajo, etc. Cámbiela cuando así lo indique la fecha de vencimiento del contenedor.

Comprar un radio a baterías y chequear  regularmente su operatividad: este será su medio de información si no hay electricidad.

Mantener una caja de herramientas en un lugar seguro y conocido por todos los miembros de la familia o comunidad de trabajo: esto ayudará en reparaciones de emergencia y a cerrar las llaves de paso de servicios de agua y gas.

Tener una reserva de medicinas suficientes para una semana que podrían ser utilizadas por sus familiares, compañeros de trabajo, hipertensos, diabéticos, asmáticos u otros que necesiten medicamentos o dieta especial.

Promocionar y practicar simulacros contra terremotos en su hogar, vecindario y sitio de trabajo: todos deben identificar cuáles son las áreas más seguras y cuáles las más peligrosas de esos lugares.

Construir en lugares firmes y seguros, lejos de áreas inundables o derrumbes: evite suelos arenosos blandos, antiguos manglares, pantanos, caños u otros terrenos ganados al agua; sitios inestables en montañas, escarpados o acantilados. Antes de construir, ampliar o remodelar una estructura, consulte a un ingeniero y/o a las autoridades locales.

Anclar el mobiliario apropiadamente al suelo o paredes para que no se desplomen o caigan: si su casa o sitio de trabajo están ubicados en edificios o sitios altos,  la oscilación sentida en el lugar donde usted se encuentre en el momento de un sismo o terremoto dentro de estos espacios será mayor.

Desarrollar una actitud sismo-defensiva: estudie los lugares que frecuenta e imagínelos sometidos a un sismo o terremoto y lo que usted harí­a para protegerse; esto le ayudará a reaccionar eficientemente si le sorprende una situación de emergencia.

Evaluar los recursos del vecindario: ubique y tenga precisado los lugares en los cuales se encuentran médicos y paramédicos, radioaficionados, obreros de construcción, ingenieros, vehí­culos, herramientas, estaciones de radiocomunicaciones de emergencias aficionadas y provisiones.

Desarrolle un plan vecinal, laboral, estudiantil y familiar para enfrentar terremotos: conozca a sus vecinos y a las personas que se encuentren regularmente presentes en los sitios contiguos a su ubicación habitual, ya que ellos serán su primera ayuda;  diseñen en conjunto una estrategia de acción para actuar adecuadamente antes, durante y después de un sismo o terremoto.

Precisar cuáles son todas las vías de escape (principales y alternas) existentes en el lugar donde se desenvuelva habitualmente y/o en el sitio donde se encuntre de visita y memorizar todas las rutas posibles de evacuación que pudieran conducirle a un refugio o al sitio de reunión señalados en los planes de encuentro previamente elaborados: algunas podrán quedar obstruidas después del sismo o terremoto y en consecuencia, no las podrá usar.

Oriente a las personas minusválidas o con impedimentos: es imprescindible que aprendan a protegerse; diseñe una pauta particular dependiendo de la discapacidad del o de los individuos.

Guarde una copia de los documentos importantes en un lugar escogido por usted y que crea, no será afectado o tendrá daños de importancia al momento de presentarse un sismo o terremoto: pólizas de seguro y documentos probatorios que servirán para validar reclamos diversos que pudieran hacerse después de una contingencia, protegidos estos por una envoltura, caja, portafolio o sobre a prueba de agua.

Escoger un punto en el hogar o sitio de trabajo que sea de fácil acceso designado este como de “seguridad máxima”: en este lugar es conveniente organizar y tener operativos morrales o bolsos de emergencia y cajas o cavas de suministros para adultos, niños, lactantes, ancianos o personas con discapacidad o necesidades especiales y mascotas, según sea el caso. Hacer del conocimiento de todos acerca de este lugar y los medios con los que cuenta para reaccionar ante una contingencia.

No despreciar la capacidad de colaboración de los niños y los más jóvenes de la familia: se debe despertar su interés para enseñarles cómo deben comportarse ante una situación de emergencia, siempre con sentido educativo y preventivo y nunca, infundiendo miedo.

Prestar atención a los avisos que indican la ubicación de las salidas en caso de emergencia cada vez que se ingrese a un hotel, a una instalación deportiva, edificio, oficina, hogar, etc.: de producirse cualquier situación de peligro, le será muy útil tener claro el camino por donde evacuar con seguridad.

Recordar: ¡la clave para sobrevivir a una emergencia, es estar lo mejor preparados posible para afrontarla!

Conocer cuáles son los sistemas y medios que tienen las autoridades locales para dar aviso y reportes sobre las emergencias: si no existen, solicitar formalmente que se establezcan y difundan entre la comunidad.

Hacer que todos los miembros mayores de 15 años de los distintos grupos de convivencia social, sean estos laborales, académicos, familiares, deportivos, recreativos, etc., conozcan cómo conectar y desconectar los servicios de electricidad, agua y gas del sitio donde realizan actividades diarias y rutinarias.

Promover la creación y estructuración de comités de prevención y seguridad:designar los respectivos delegados de prevención y desarrollar programas de prevención y seguridad que contengan políticas y procedimientos preventivos.


Durante un sismo o terremoto, usted debe...

Reaccionar y estar alerta ante un sismo o terremoto que comenzará levemente pero que en instantes y por muchos segundos será intenso: oirá un ruido producido por la onda sísmica, sumado al de los objetos que caerán; ¡protéjase rápidamente!.

Colocarse debajo de marcos de puertas fuertes y sólidos (no debajo de tabiquería), columnas o ingresar en algún sanitario (baño) cercano a usted: en las paredes de estos espacios generalmente se encuentran tuberías de agua que harán de ellos sitios un poco más resistentes al colapso las paredes que lo conforman.

No entrar en pánico: mantenga el dominio de sí­ y tranquilice a las personas que están fuera de control a su alrededor. No debemos asustarnos por cortocircuitos eléctricos, estruendos de cristales y objetos que caen al suelo. En los edificios, no nos debe sorprender si las alarmas y los rociadores contra incendio comienzan a funcionar durante un movimiento telúrico. En ocasiones, el movimiento del suelo produce gran ruido y vibraciones captados por estos sistemas.

Si está dentro de un edificio o construcción como una casa, apartamento, oficina o cualquier otro tipo de espacio cerrado no salga al exterior hasta que deje de temblar: afuera podría haber objetos contundentes cayendo que pondrán su vida y la de los demás en peligro.

No corra: si está en un lugar concurrido podrán atropellarle en la salida y ser presa del pánico.

Si está en la playa: salga rápidamente y aléjese a no menos de quinientos (500) metros (mts.) de la orilla o a sitios ubicados a mayor altitud.

Si va conduciendo reduzca la velocidad y deténgase inmediatamente en la orilla de la carretera: permanezca dentro de su vehí­culo hasta cerciorarse de que no esté en contacto con cables eléctricos; no pase ni se detenga sobre puentes ni caminos averiados, ni tampoco debajo de árboles, postes, cableado o carteles.

Si usa silla de ruedas permanezca en ella y evite los objetos que caen: muévase a un lugar seguro.

Si está acostado: tiéndase en el piso a lo largo de la cama y cúbrase la cabeza con una almohada.

Si está a la intemperie: diríjase hacia un lugar lo más despejado posible, lejos de edificios, cables, árboles o cualquier elemento que pudiera caer sobre nosotros.

Si el temblor nos sorprende en una calle angosta rodeada de edificios: buscar protección junto a las puertas de alguna de estas estructuras. Esto lo protegerá de los vidrios que puedan estar cayendo sobre la acera durante el movimiento telúrico.

Si estamos en un área montañosa: estar atento a derrumbes, rocas caídas o desprendidas, árboles y otros elementos que puedan precipitarse sobre nosotros.


Despúes de un sismo o terremoto...

¡Cálmese y ayude a mantener la calma!: cumpla con su plan, analice lo que va a hacer.

Haga una inspección rápida: si hay heridos o atrapados suministre primeros auxilios pero no mueva a los heridos de gravedad, ya que podrí­a lesionarlos más a no ser de que haya peligro de incendio, inundación o colapso del lugar donde se encuentren.

No use el teléfono: de estar operativo, déjelo exclusivamente para casos de extrema necesidad;  esto contribuirá a salvar vidas, al no colapsar los servicios de telecomunicaciones.

No use fósforos, encendedores, equipos o artefactos eléctricos hasta cerciorarse de que no hayan fugas de gas.

No esperar ayuda inmediata de grupos de rescate, búsqueda y salvamento; Protección Civil, Guardia Nacional, Cuerpo de Bomberos, radioaficionados, policías, paramédicos, etc.: tenga en cuenta que habrá mucha gente requiriendo estos servicios. Procure hacer frente a la situación con sus propios medios y economizar al máximo todos los recursos disponibles, ya que la ayuda podría tardar días en llegar.

Antes de salir de un sitio cerrado y si esta en sus posibilidades, desconecte los servicios de electricidad, agua y gas.

En edificaciones y estructuras, no use los ascensores: diríjase a las salidas de emergencia y rutas de evacuación dispuestas; si alguna esta obstruida o dañada, localice alguna otra y utilícela.

Bajar a su derecha cuando utilice una escalera como vía de escape.

Verifique si hay incendios: en caso de verlos, si le es posible apáguelos; si no, abandone el sitio, alerte a los demás, busque ayuda y notifique a los organismos correspondientes si le es posible (grupos de rescate, búsqueda y salvamento; Protección Civil, Guardia Nacional, Cuerpo de Bomberos, radioaficionados, policías, paramédicos, etc.) más cercanos a usted.

Si detecta escape de gas no conecte el servicio: abra las ventanas, salga de la edificación y notifique a los organismos correspondientes si esta a su alcance (grupos de rescate, búsqueda y salvamento; Protección Civil, Guardia Nacional, Cuerpo de Bomberos, radioaficionados, policía, paramédicos, etc.) más cercanos a usted.

Si detecta daños en el sistema eléctrico, no conecte la electricidad y posteriormente, con ayuda de un técnico repare los cortos, ya que estos representan un grave riesgo de incendio.

En su plan, está señalado un lugar de encuentro o refugio: movilícese hasta allí, reúnase con los suyos y espere instrucciones.

Si es profesional de la medicina, enfermerí­a,  ingeniería, telecomunicaciones o afines, repórtese de inmediato a los organismos correspondientes (grupos de rescate, búsqueda y salvamento; Protección Civil, Guardia Nacional, Cuerpo de Bomberos, radioaficionados, policías, paramédicos, etc.) más cercanos a su domicilio o lugar de trabajo.

No toque cables o postes eléctricos: nunca asuma que están sin energí­a; no toque cercas metálicas y objetos que sospeche, estén en contacto con fuentes de electricidad.

Limpie y elimine inmediatamente venenos, quí­micos, combustible y medicinas que se hayan derramado. Antes de utilizar el sistema de aguas negras, asegúrese de que esté operativo y en buenas condiciones: en las piezas sanitarias podrían acumularse gases peligrosos.

Almacene agua en lavamanos y bañeras: puede obtenerla también de los tanques de sanitarios, calentadores o hielo derretido.

Inspeccione su casa u oficina con cuidado: si sufrió daños menores como rotura de ventanas, frisos, etc., puede utilizar dicho espacio. Si esta presenta daños en sus columnas o vigas, abandónela y acampe en el patio, áreas cercanas o adyacentes.

Tenga cuidado al abrir gavetas, armarios o gabinetes: los objetos desordenados por el sismo o terremoto podrían caerle encima o causarle daño físico.

Encienda su radio portátil o el de su automóvil: preste atención a las instrucciones que proporcionan los organismos correspondientes (grupos de rescate, búsqueda y salvamento; Protección Civil, Guardia Nacional, Cuerpo de Bomberos, radioaficionados, policías, paramédicos, etc.) y no preste atención a rumores.

No salga a investigar: entorpecerá el trabajo de grupos de rescate, búsqueda y salvamento; Protección Civil, Guardia Nacional, Cuerpo de Bomberos, radioaficionados, policías, paramédicos, etc.;  y el paso de ambulancias. No use su vehículo salvo en caso de extrema urgencia.

Esté preparado para réplicas del sismo: normalmente son de menor intensidad pero podrían causar daños adicionales a las estructuras debilitadas.

Coopere con los organismos correspondientes (grupos de rescate, búsqueda y salvamento; Defensa Civil, Guardia Nacional, Cuerpo de Bomberos, radioaficionados, policías, paramédicos, etc.): ellos le brindarán toda la ayuda necesaria; si se le ordena evacuar, ¡hágalo!, llévese su botiquín de primeros auxilios, morral de emergencia, etc., y deje una nota del lugar donde estará ubicado.

Si es minusválido y queda atrapado, ¡no se desespere!: haga mucho ruido, grite, golpee, pero quédese calmado. Esta acción le daría señales a los grupos de rescate, búsqueda y salvamento; Protección Civil, Guardia Nacional, Cuerpo de Bomberos, radioaficionados, paramédicos, etc., para que usted sea localizado.

Si tiene dificultades para escuchar o ver, llame la atención de otros, procure que le expliquen lo que pasa; si queda atrapado, ¡no se desespere!: haga mucho ruido, grite, golpee, pero quédese calmado. Esta acción le dará señales a los organismos correspondientes (grupos de rescate, búsqueda y salvamento; Defensa Civil, Guardia Nacional, Cuerpo de Bomberos, radioaficionados, paramédicos, etc.) para que usted sea localizado.


Referencias:

Alcaldía del Distrito Metropolitano de Caracas, Secretaria de Seguridad Ciudadana (s/f) Terremoto. [Hoja despegable]. Caracas: Autor (Protección Civil Metropolitana)

Banco Central de Venezuela (2002) Medidas de precaución en caso de sismo [Cuaderno BCV Serie Divulgativa Institucional]. Caracas: Autor (Gerencia de Seguridad, Departamento de Seguridad Industrial)

Características de los medios de escape en edificaciones según el tipo de ocupación (2° Revisión). (1998,Octubre 14). Norma Venezolana COVENIN, 810:1998

Comisión Distrital, Oficina de Investigación y Protección Civil, Ayuntamiento del Distrito Sucre. (s/f) ¿Qué hacer en caso de multitud en pánico [Folleto].Caracas: Autor

Colores, símbolos y dimensiones para señales de seguridad (1° revisión). (1992, Marzo 19). Norma Venezolana COVENIN, 187-92, Abril 08, 1992.

Instituto Autónomo Municipal de Protección Civil y Ambiente, Alcaldía de Chacao, Estado Miranda. (s/f) ¿Qué hacer ahora, durante y después de un terremoto? [Folleto]. Caracas: Autor

Lagoven, SA (s/f) Guía de seguridad contra incendio para empleados [Folleto]. Caracas: Autor (Protección Industrial)

Ley Orgánica de Prevención,Condiciones y Medio Ambiente de Trabajo (Lopcymat). Gaceta Oficial número 38.236, de fecha 26 de julio de 2005

Noguera, F. (s/f) La Conducta Humana en Emergencias, El Control del Pánico. Caracas: Tecnología de Seguridad Integral, C.A.

Noyes, A. P. y Kolb, L.C. (1969) Psiquiatría Clínica Moderna. 3º Edición. México: La Prensa Médica Mexicana

PDVSA y CORPOVEN (s/f) Estructura y acciones de los grupos de desalojo [Hoja despegable]. Caracas: Autor (Comité de emergencia)

PDVSA y CORPOVEN (s/f) Instructivo para el desalojo de edificaciones [Hoja despegable]. Caracas: Autor (Comité de emergencia)

Seguros la Federación, CA (s/f) Manual para Enfrentar Emergencias. Caracas. Autor

Tamayo y Tamayo, M. (2009). El proceso de la investigación científica: Incluye evaluación y administración (5ª. ed.). México: LIMUSA.

Wolman, B. B. (1973) Teorías y Sistemas Contemporáneos en Psicología. 6º Edición. España: Ediciones Martínez Roca, S.A. Barcelona